image DETECTIVES PRIVADOS LIMPIAN LAS CALLES DE…

¿ES MÁS FÁCIL SER INFIEL HOY?

detetives privados Asturias especialistas infidelidades

La respuesta es indudablemente sí. Como profesionales con amplia experiencia en investigación de infidelidades en Máxima Detectives Privados en Asturias podemos dar fe de ello. No es preciso apelar a la estadística de casos investigados. Es una mera cuestión de oportunidades. Hoy en día puede decirse que existe una verdadera industria dedicada a ofrecer servicios a quienes buscan o desean ser infiel a su pareja. Y los detectives privados solemos trabajar en el lado opuesto. El lado de los traicionados.

El negocio de la infidelidad

No hay duda de que los avances tecnológicos, y en particular las aplicaciones de citas discretas, favorecen estos comportamientos. Hoy en día es posible contactar casi a la carta con personas dispuestas a mantener un encuentro sexual esporádico, sin mayores complicaciones. Y, lo que es más importante, sin dejar rastro. Al menos en el terreno de la huella digital. De eso se encargan la multitud de aplicaciones móviles y webs de citas para casados que han proliferado en los últimos tiempos.

Es muy fácil mantener un perfil activo en este tipo de redes sociales o aplicaciones, circunscribiendo nuestros intereses a una zona geográfica determinada para mantener los encuentros. En el área metropolitana del centro de Asturias, por ejemplo, el triángulo que forman las localidades de Avilés, Oviedo y Gijón, abundan este tipo de perfiles. Un campo muy extenso para el detective privado a la hora de rastrearlos.

Un gran mercado al alza

Sin embargo, para las compañias que forman esta industria no es más que una gota en un inmenso mar de infidelidades. De hecho, si asumimos la estadística (optimista)  de que un 60 % de las parejas pueden llegar a ser infieles en alguna ocasión, estaríamos hablando de un gran nicho de mercado. Por encima de 650.000 potenciales clientes si consideramos que existen más de 11 millones de matrimonios y parejas de hecho censadas en España, según el INE. Por no hablar de las que no lo están.

Conviene recordar, por lo demás, que el adulterio, más allá de la reprobación moral que pueda merecer, ha dejado de ser delito en nuestro Código Penal desde hace ya muchas décadas. Pero eso no impide la legítima aspiración de quienes quieren conocer la verdad acudiendo a detectives expertos en investigación de infidelidades.

Ser infiel pero mirando con quién

Las razones del éxito de este tipo de aplicaciones, y lo que ha provocado que la averiguación y demostración de infidelidades por investigadores profesionales se haya disparado en lo últimos tiempos, son varias. Pero podríamos reducirlas a dos. El anonimato, que es esencial y es lo primero que intenta desvelar el investigador contratado por una pareja engañada. Y la inmediatez. Una inmediatez que  permite elegir las caractéristicas de la  persona y del lugar.

Esta combinación consigue que el lo prueba una vez quiera repertir. Son experiencias adictivas, según nos han narrado más de uno de los implicados. El aliciente de lo prohibido, la aventura, el riesgo, parecen suplir cualquier tipo de escrúpulo moral o sentimiento de lealtad hacia la otra parte. Pero cualquier infractor deja huellas. Y esas son precisamente las que se encargan de descubrir los detectives expertos en infidelidades.

Herramientas para todos los gustos

Entre las herramientas más utilizadas por los infieles pueden citarse varias. Desde redes sociales ad hoc como Ashley Madison, con más de un millón y medio de españoles registrados o sus competidoras Second Love o Victoria Milan, a webs de encuentros como Affairland o Gleeden, orientada al mercado femenino. Todas ellas hacen hincapié en la ausencia de rastro y la facilidad de entablar relaciones.

También está el negocio de los love hotels u hoteles diseñados para favorecer los encuentros clandestinos. En ellos la privacidad es la caractéristica esencial del servicio. Desde entrar directamente por los garajes para evitar miradas indiscretas, a comunicarse con el personal exclusivamente por el interfono, este tipo de establecimientos están pensados para quienes quieren mantener su affaire en secreto. Para un detective privado no es fácil descubrir su uso ni accediendo al extracto bancario del usuario, pues suelen evitar su nombre comercial en los cargos sustituyéndolo por alguna razón social más bien anodina.

El cazador cazado

Desde el punto de vista de la persona que quiere averiguar si su marido o su mujer le es infiel, existen contramedidas. Lo primero es confirmar las sospechas, y descartar las meras conjeturas. La mejor manera de salir de dudas es recurriendo a los servicios de un profesional de la investigación privada. Mediane una mera rutina de seguimiento y vigilancia y el análisis de algunos datos puede descubrirse la verdad, para bien o para mal. Aunque a veces se calfica a al persona que padece una infidelidad como el engañado, no se trata de un juego de inteligencia. Ni de astucia. Es una mera cuestión de principios y de sinceridad. A veces, no es preciso ni siquiera acudir a un detective privado. El infiel acaba descubriéndose a si mismo.

Para la persona traicionada, muchas veces las alarmas saltan por algún descuido del otro. Mensajes indiscretos en el Whatssap, ausencias injustificadas que se hacen cada vez más habituales o excusas torpes desomontadas por la realidad. La reiteración en algunos comportamiento por exceso de confianza de la persona que “pone los cuernos” suele ser su peor delator. Cuando esto no es suficiente siempre puede acudir a detectives privados especializados en Asturias como Máxima Detectives.

 

 

Related Posts
  • All
  • By Author
  • By Category
  • By Tag
DETECTIVES PRIVADOS

El cliente es el alma de MÁXIMA DETECTIVES PRIVADOS.
Disponible para usted 24 horas

CONTACTO
También disponible a través de whatsapp.
RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA
Desde su creación Máxima de Detectives dona el 1% de su facturación mensual a fines sociales.

Equipo liderado por
Detective Privado con Lic. 3175 habilitado por el Ministerio del Interior.


Asociado en APDPE
LOGO-APDPE